Lunes, 14 de julio de 2008



Me acabo de comprar el DVD de American Gangster, la última película de Riddley Scott (un director extremista, autor de grandes fiascos y de genialidades míticas del séptimo arte) y eso me ha recordado que esta película, incomprensiblemente, sufrió una gran injusticia en los últimos Oscar.

A mi esta película me pareció excelente, de lo mejor del año. No me pareció en absoluto peor que ninguna de las candidatas Expiación (que me gustó mucho y que se merecía mejor suerte), la ganadora No es país para viejos (que reconozco que es buena película pero habiendo leido el libro homónimo del gran Cormac McCarhty me supo a poco), Pozos de ambición (que tiene una hora maravillosa pero que luego decae bastante), Michael Clayton (esta si que no entiendo que hacía aquí, no era nada del otro mundo en ningún aspecto) o Juno (película simpática pero sin más, se la comparó, en mi opinión injustificadamente, demasido con la genial Pequeña Miss Sunshine).

American Gangster con un reparto con nombre y con arte (estan todos fenomenal, desde Denzel Washington y Russell Crowe hasta Josh Brolin, que desde luego es el actor del año), con un director en estado de gracia, con una historia real fascinante, con una ambientación perfecionista al límite, con ritmo, con tensión... sólo tuvo dos candidaturas.

Para mí esta fue la mejor película y se fue de vacío. Eso sí reconozco que en esta edición el nivel era altísimo y si otra se hubiera quedado fuera habría sido injusto (bueno Michael Clayton y Juno, debían haberse quedado fuera)

¡Qué injustos son los Oscar tantas veces! Yo paladearé a esta gran perdedora en casa...


Tags: american gangster, scott, washignton, crowe, oscar, injusticia

Publicado por Detective_en_paro @ 18:02  | Cine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios